Share, , Google Plus, Pinterest,

Print

Posted in:

Google y NASA abrirán un laboratorio de computación cuántica

googleAyer comenzó el Google I/O 2013, la sexta edición del evento anual que Google celebra para los desarrolladores; uno de los eventos más importantes para la compañía y, sin duda, también uno de los más relevantes del sector. Si bien el Google I/O acapara toda la atención, un gigante como Google no para su marcha y sus departamentos y divisiones siguen trabajando con su cartera de proyectos y servicios, incluyendo los proyectos de investigación. El área de Investigación de Google ha realizado un anuncio bastante interesante que nos abre la puerta a una nueva era en el ámbito de la computación: la computación cuántica y, en este sentido, Google se une a la NASA para crear un laboratorio de inteligencia artificial basado en la computación cuántica.

El anuncio, sin duda, es una noticia de bastante interesante y más aún si tenemos en cuenta quién es el encargado de hacer pública la noticia: Hartmut Neven. ¿Y quién es Hartmut Neven? Neven es el Director de Ingeniería de Research at Google, un experto en inteligencia artificial y visión artificial (especialmente en el reconocimiento de objetos) que lleva, desde el año 2006, trabajando en el ámbito de computación cuántica para desarrollar algoritmos de aprendizaje de computadoras, una de las bases sobre las que se apoya la visión artificial y el reconocimiento de patrones. Teniendo en cuenta este contexto y que, además, en colaboración con D-Wave Systems (una empresa pionera en esta materia) desarrolló el primer sistema de reconocimiento de imágenes basándose en algoritmos cuánticos, la creación de este laboratorio es, sin duda, algo bastante interesante.

¿Y cuál es la idea? ¿Para qué crear un laboratorio de inteligencia artificial centrado en el mundo de la computación cuántica? Según comentaba Neven, el paradigma de la computación cuántica puede ser la clave para resolver la mayoría de retos y problemas que presenta el aprendizaje de los sistemas, es decir, mejorar los modelos en los que se basa la inteligencia de estas máquinas y, así, obtener mejores predicciones y, por tanto, mejores resultados.

Con el objetivo de trabajar en esta línea, Google ha creado el Quantum Artificial Intelligence Lab, una instalación que se ubicará en el Centro de Investigación Ames de la NASA y donde se ubicará un computador cuántico de la empresa D-Wave Systems. En esta instalación, Google espera que trabajen investigadores de todo el mundo y, para ello, abrirá las puertas de este centro para aplicar la computación cuántica a la inteligencia artificial y, además, la NASA podrá usar este computador para realizar experimentos propios y también se dedicará el 20% del tiempo a otras investigaciones universitarias.

Para hacernos una idea de lo que puede suponer esto, los computadores cuánticos de D-Wave Systems son sistemas que cuestan alrededor de 10 y 15 millones de dólares, manejan 512 qbits y son 3.600 veces más rápidos que un computador convencional; una potencia de cálculo que servirá para que en el futuro los servicios de Google sean mucho más inteligentes y nos puedan ofrecer, casi sin tener que pedírselo, información de precisión adelantándose a nuestras propias peticiones.

Imaginemos búsquedas personalizadas que se basan en nuestro historial, nuestra posición geográfica y cualquier otra información que hayamos generado y, a partir de ello, generan un modelo sobre nuestros hábitos o nuestro comportamiento con el que un sistema es capaz de predecir la información que vamos a requerir o, por ejemplo, sistemas que son capaces de reconocer patrones y objetos con gran precisión o reconocer la voz y procesar el lenguaje natural (algo que ya dejó caer Ray Kurzweil al poco de incorporarse a Google).

Para Google, la computación cuántica puede marcar un antes y un después en el reconocimiento de voz y disparar las posibilidades de su buscador pero, en general, este nuevo paradigma puede aportar mucho en otros campos como la investigación médica o los sistemas de radar; una tecnología de la que sin duda cada vez oiremos hablar más.

Fuente: alt1040.com

comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *